24, octubre 2019

Holi. Soy yo, el algoritmo de Instagram, tu peor enemigo

Un artículo de Lorena Molina

En este artículo hablamos, entre otras cosas, de… ,

Reconócelo, no has llegado aquí por casualidad. Tú también eres de los que está luchando por ganarle la batalla al nuevo algoritmo de Instagram que le está quitando visibilidad al contenido que publicas.

No te preocupes. Si todavía no te queda muy claro de qué va todo esto, en Onion Studio te lo contamos.

¿Qué es el algoritmo de Instagram?

Si eres de los que comenzó a utilizar esta red social desde el principio, sabrás que en su momento las publicaciones se mostraban al usuario por orden cronológico.

En 2016, Instagram pasó a formar parte del imperio de Facebook. Fue entonces cuando nos advirtió de forma delicada que iba a comenzar a darle prioridad al contenido teniendo en cuenta las preferencias del usuario. ¿Cuál era el objetivo de este gran cambio? Tan sencillo como que los usuarios de Instagram viesen el contenido que realmente les interesaba.

Aun así, no fue hasta 2018 cuando se habló por primera vez de las características de dicho algoritmo de manera oficial.

¿Cómo sabe el algoritmo de Instagram a quién tiene que mostrarle tus publicaciones?

Con las últimas actualizaciones, Instagram conoce a la perfección cada movimiento que realizas dentro de la red social. Es así cómo consigue crear un feed único para cada usuario basándose en varios factores:

  • El algoritmo predice cuáles son las publicaciones que le van a interesar a un determinado usuario basándose en su comportamiento anterior. Es decir, analiza las publicaciones con las que ya ha interactuado para mostrarle contenido similar.
  • Prioriza los contenidos más recientes sobre las publicaciones más antiguas.
  • Analiza la relación que tiene una cuenta con seguidores teniendo en cuenta el número de interacciones.

Entonces, ¿cuál es el secreto para que algoritmo no te afecte de manera negativa?

Respira hondo y ponte manos a la obra. Lo primero que debes hacer es analizar los contenidos que ya has lanzado en tu perfil y comprobar cuáles han sido aquellos que han tenido más interacciones. Estos serán los que más se muestren a tus seguidores (sí, eso es lo que explica que en tu Instagram solo te aparezcan fotos de gatos y de comida).

Por otro lado, céntrate en saber cuál es el mejor momento para publicar según la reacción de tu audiencia. Así podrás mantener una frecuencia de publicaciones constante.

Una vez que sepas todo eso, lo más importante es que mantengas tu cuenta activa. A nadie le interesa seguir a una cuenta que publica solo cuando se acuerdan. Ten en cuenta que aquellos que te siguen lo hacen porque les interesa lo que publicas, ya sea en el propio feed o en los Stories. En el momento en el que estés X tiempo sin compartir nada o que dejes de innovar en la manera de mostrar tu contenido, lo único que vas a conseguir es causar aburrimiento y recibir un terrible unfollow.

Por último, no olvides que la respuesta que le des a tus seguidores es indispensable. Por favor, no seas pasota: dedica un tiempo a contestar comentarios, mensajes… y por supuesto a regalar algún que otro like (un like al año no hace daño).

Sí, es así de sencillo… ¡La clave está en el engagement!

Todas las imágenes que ilustran este artículo se han sacado de Unsplash.

Artículos relacionados

Quizá te interese…