30, agosto 2019

Formas de atraer tráfico a tu web

Un artículo de María Caravantes

En este artículo hablamos, entre otras cosas, de… , , ,

Vale. Ya tienes una web super interesante que ha sido diseñada con gusto y mimo. Ahora toca la parte difícil: conseguir visitas. Atraer tráfico es uno de los principales retos del marketing digital ya que sin gente interesada en tu contenido, productos o servicios, todos los recursos que hayas invertido en el site hasta el momento no servirán para nada.

Las visitas son conversiones, o lo que es lo mismo, consecución de objetivos lo que, a su vez, se traduce como crecimiento. Esta no es una cuestión de azar, sino que implica un plan en el que intervienen numerosos factores a los que hay que sacar siempre el máximo partido. Aunque, eso sí, el primer paso es tener claro qué tipo de visitantes queremos conducir hacia nuestra Web. Antes de desarrollar dicha estrategia es importante saber hacia quién estará dirigida.

Hoy vamos explicar de forma resumida algunas de las muchas -y muy variadas- maneras que existen para atraer tráfico a una página web.

La mayoría de estos factores se engloban dentro de una estrategia SEO. Esta conlleva un trabajo riguroso y constante que no da sus frutos de forma inmediata pero que, con seguridad, terminará dándolos. Invertir recursos en optimizar un site desde el SEO nos garantiza una mayor autoridad en buscadores y, consecuentemente, más visitas.

El contenido sí importa

Cuanto mayor sea el número de personas que llega a nuestra página, mayor será nuestra autoridad en Google. Por ello, cuidar el contenido es básico para que los usuarios accedan de manera natural a nuestra web a través de sus consultas en buscadores o, lo que es lo mismo, atraer el preciado tráfico orgánico. Sólo si a los usuarios les gusta lo que ofrecemos y les proporcionamos respuestas o soluciones, se quedarán con nosotros.

He aquí lo más interesante (y complicado): ofrecer información veraz, objetiva, especializada, bien redactada y con personalidad que haga que los usuarios permanezcan en nuestra web y naveguen por ella, que lean los artículos de nuestro blog corporativo, que se interesen por nuestra historia, que compartan nuestras páginas y publicaciones y que, si vendemos algún producto online, como mínimo, muestren interés él. Para conocer todos estos datos existen herramientas de métrica web como Google Analytics o SemRush, por ejemplo, que nos informan del comportamiento de los visitantes de nuestro site y nos chivan qué páginas, categorías o productos son más relevantes. Controlar estos datos es la mejor manera de orientar y seguir planificando nuestra estrategia a lo largo del tiempo.

Buen uso de las Redes Sociales

Otra parte del contenido es el que se centra en nuestros perfiles sociales. Las Redes son medios geniales para atraer tráfico a nuestra web, por eso hay que saber cómo utilizarlas, cuáles son las que mejor se adaptan a lo que ofrecemos y planificar, de nuevo, una estrategia y un calendario de publicaciones. No todo vale en Redes Sociales, por eso también hay que cuidar el lenguaje y la calidad de la información que compartimos a través de ellas.

Una buena comunicación y un contenido de valor nos aseguran muchas más visitas a nuestra web, ya que la gente tenderá a compartir en sus propios perfiles nuestras publicaciones y llegaremos a mucho más público. Destacar, además, que por esta misma razón siempre es oportuno tener los botones de redes sociales en nuestras páginas y artículos bien visibles. Lo mejor que podemos hacer para que compartan nuestro contenido es ponérselo al usuario lo más fácil e intuitivo posible.

Link building y referencias

Que compartan nuestro contenido o hagan referencia a él desde otras páginas web es algo que el algoritmo de Google valora muy positivamente y lo recompensa aumentando nuestra autoridad de dominio. El llamado Link Building es, de hecho, un pilar importante del SEO off page y dominarlo es casi un arte.

Cuanta mayor sea la autoridad y relevancia de la página que nos menciona, mayor será la fuerza que nos trasmita. Se puede decir que nos contagiará parte de esa popularidad que le hace posicionarse muy arriba en el ranking de las SERPs. El algoritmo detectará rápidamente esta mención y asumirá que si una web tan importante nos comparte es porque nosotros también somos importantes.

Pero, ¿cómo conseguir que nos mencionen en sitios con autoridad? Este es el reto, amigos. Si nuestro contenido es bueno y útil, conseguirá enlaces fácilmente. Aunque con tanta información y millones de páginas web en Internet es posible que sea necesario un pequeño empujón.

Podemos buscar directorios relacionados con nuestra actividad comercial e incluirnos en una lista. Otra práctica lícita y muy sana es el viejo trueque: solicitar a otras webs o blogs que nos enlacen a cambio de hacer nosotros lo mismo con ellos. O bien, podemos proponer colaboraciones (guestposting). Si alguien que suele publicar en una página con autoridad acepta escribir un artículo en la nuestra como invitado, será un impulso maravilloso para nuestra web.

SEM, el golden ticket

Hasta ahora todo lo que se ha mencionado en este artículo hace referencia a prácticas gratuitas que tardan algo de tiempo en dar resultados. Pero existen opciones que con una inversión (pequeña, mediana o grande) suponen un medio muy eficaz de atraer tráfico a nuestra web de manera más inmediata.

Se trata de incluir publicidad en los motores de búsqueda, pero no de manera arbitraria. Tu anuncio aparecerá cuando se realice una búsqueda que coincida con una serie de palabras clave adjudicadas por ti a dicho anuncio previamente (con todo un análisis y una estrategia detrás bien planteada). El alcance de los anuncios suele ser bastante amplio y suelen tener un nivel de impresiones alto, sin embargo, pagaremos solo por los clics que recibamos, lo que se conoce como PPC (Pago Por Clic; Pay Per Click en inglés). Este método garantiza una interacción directa con el usuario que entrará en nuestra web; que se quede en ella y su visita se transforme en una conversión dependerá de la calidad de lo que ofrezcamos.

El síndrome del hombre-orquesta

Mantener la página optimizada, generar contenido de calidad nuevo con regularidad, llevar las redes sociales y dar feedback a tus seguidores, mantener la tienda online, analizar los datos de métrica web, poner anuncios en Google Ads, aprender a utilizar herramientas nuevas, estudiar tendencias, estudiar a la compentencia, estar al tanto de las actualizaciones y tendencias SEO… Desempeñar todas estas tareas además de las propias de tu actividad comercial supone una inversión de tiempo y energía que desbordarían a cualquiera. Una sola persona no puede ocuparse de todos estos aspectos sin desfallecer tarde o temprano.

Es mucho más rentable y sensato contratar a una agencia que cuente con un equipo de profesionales especializados en SEO, SEM, Redes Sociales, optimización y creación de contenidos para que puedas despreocuparte de estos asuntos sin renunciar a los beneficios que suponen y concentrarte en lo que de verdad te gusta y dominas a la perfección: tu negocio.

Todas las imágenes utilizadas para ilustrar este artículo han sido extraídas de Unsplash.com.

Artículos relacionados

Quizá te interese…