Onion Studio | Agencia de marketing digital
17, julio 2020

Llegan las stories para WordPress

Un artículo de Alicia Rubio

En este artículo hablamos, entre otras cosas, de… , ,

En este artículo vamos a desgranar la forma y el fondo de lo que parece ser una inevitabilidad: las stories han llegado a WordPress. Pero, antes de eso, vamos con una batería de preguntas. ¿Por qué triunfan las stories? ¿Qué tiene este formato para que haya sido adoptado por todas las redes sociales? ¿Qué diferencia hay entre subir una foto a las stories de Instagram o hacerlo en el feed permanente? Tus amigos verán el contenido igualmente, podrán compartirlo e interactuar con él (a menos que especifiques lo contrario en la configuración de tu cuenta). Entonces, ¿dónde está la gracia? Pues donde ya sabemos: en la efimeridad. Veinticuatro horas, y el contenido desaparece. Esta distinción genera una sensación de urgencia en cuanto al consumo: si no lo veo ahora, ya no lo veré nunca.

Por algún motivo de la condición humana, perdernos algo que va a desaparecer nos parece gravísimo, aunque sea una foto desenfocada de tu prima en la playa. Las stories nos mantienen más enganchados a las redes sociales en un mundo ya hiperconectado. Hay quien dice (¿yo? qué va) que el formato story no hace más que alimentar una obsesión colectiva por la inmediatez: queríamos sentir que vivimos en directo e Internet ha escuchado nuestros deseos. Sin embargo, y dejando ahora el cinismo informático a un lado, lo cierto es que el formato de stories es, indiscutiblemente, una herramienta fácil de usar que mejora la eficiencia de la comunicación.

Las ventajas comunicativas del formato stories y su aplicación en WordPress

Las stories son directas, sencillas y permiten comunicar mucha más información a golpe de vista de lo que permite un post tradicional. Toda la información visual tiene que caber en un rectángulo vertical, y además el contenido se puede integrar con enlaces a otras páginas o bloques de pregunta-respuesta. Esto por no hablar de los diseños, plantillas y demás adornos varios: crear una story resultona que invite a la interacción depende más del sentido estético de cada uno que de la práctica. Y aquí es cuando empezamos a hablar de WordPress.

El sistema de gestión de contenidos más utilizado no se iba a quedar atrás en la implementación del formato story. De hecho, ya en 2018 AMP desarrolló una versión temprana de stories para WordPress que tuvo una acogida bastante buena. El nuevo proyecto está en fase beta, por lo que algunas funcionalidades no estarán disponibles hasta finales de año, según estimación de los desarrolladores. También por ese motivo no está todavía en el directorio oficial de Google, pero ya se encuentra disponible para que lo instales en tu página. La principal novedad con respecto al producto de 2018 es el editor integrado en WordPress: nuevo, intuitivo y facilito.

AMP Stories para WordPress

Lo que seguramente nos ponga a todos a instalar el plugin de AMP en un futuro no muy lejano, es que se pueden integrar enlaces en las publicaciones. Instagram no permite los enlaces en stories a los usuarios que estén por debajo de X número de seguidores, pero ahora, en WordPress, todo el mundo podrá hacerlo de forma gratuita independientemente del tráfico que genere su página. Además, permite no sólo enlaces a páginas propias; también links de afiliados o anuncios de Google (una de las ventanas a la monetización que todos conocemos y amamos).

AMP, WordPress, stories… ¿Cómo es esto de difícil?

Si eres usuario de las stories de Instagram, el funcionamiento de este editor te resultará familiar (y si no, para eso estamos nosotros). Una vez que tengas el plugin up and running, el proceso es tan sencillo como podría ser. Las imágenes a la izquierda (no hay más que arrastrarlas al centro con el dedo para editarlas), y las opciones de edición abajo, bien visibles. Las imágenes admiten hasta 200 caracteres (o 30 palabras) integrados, y lo más interesante es que se pueden incluir enlaces a otras páginas. Este último dato convierte las stories de WordPress en una herramienta de optimización SEO.

En resumen: merece la pena probar las stories. Vale que una foto fugaz del plato que se está comiendo tu amigo no es lo más interesante del mundo, pero hasta los haters como yo tenemos que reconocer que el formato en sí es buena idea. Es una configuración visual a la que ya estamos acostumbrados, por lo que la aceptación está casi asegurada (primero nos lo dio Snapchat, después lo vimos en Instagram, y lo hemos terminado utilizando en Facebook y WhatsApp). Las stories se concibieron para el ocio audiovisual, pero ya quedan pocas marcas con presencia en RRSS que no las utilicen como herramienta comercial. Sólo era cuestión de tiempo que WordPress se pusiera al día.

Artículos relacionados

Quizá te interese…