Onion Studio | Agencia de marketing digital
8, diciembre 2020

Optimizar contenidos SEO: la guía definitiva

Un artículo de María Caravantes

En este artículo hablamos, entre otras cosas, de…, , ,

En esta guía vamos a ver cómo optimizar contenidos SEO en nuestra página o blog a través de palabras clave y el análisis que ofrece el plugin Yoast SEO

Cuando se realiza cualquier consulta en motores de búsqueda como Google, la página de resultados que obtenemos se denomina SERP (Search Engine Results Page). Cada una de estas páginas muestra 10 enlaces (sin contar con los resultados de pago). El 90% de los clics de los usuarios los reciben los enlaces que aparecen en la primera página de resultados, por lo que nos interesa optimizar contenidos SEO si queremos estar en los primeros puestos de resultados.

Según las estadísticas, solo el 10% de usuarios llega a la segunda página. De la tercera en adelante, los resultados que proporciona Google caen prácticamente en el olvido y las páginas que aparecen ahí reciben clics de manera anecdótica. Por este motivo es imprescindible competir a nivel de posicionamiento para escalar puestos y conseguir posicionar nuestra web en la primera página.

La dificultad de posicionar

Dependiendo del sector en el que operemos, encontraremos mayor o menor dificultad a la hora de conseguir un puesto de relevancia en la primera SERP. En muchos casos la competencia es muy alta y el objetivo está en alcanzar una posición entre los tres primeros resultados que proporciona el buscador tras una consulta, ya que el porcentaje de clics disminuye radicalmente cuanto más te apartas del primer puesto.

Para conseguir aparecer en el codiciado top 3, es necesario implementar una estrategia SEO que se lleva a cabo desde diferentes ámbitos como el técnico, los contenidos y otros factores externos, como por ejemplo los backlinks (enlaces que recibe una página desde otras páginas).

Por qué el SEO es importante si queremos posicionar

El SEO (Search Engine Optimization), se puede definir como el conjunto de técnicas y acciones que mejoran la visibilidad de una web y su posición en el ranking de resultados con el principal objetivo de atraer la mayor cantidad de visitas a un site al copar los primeros puestos en Google para diferentes palabras clave objetivo.

La manera en la que Google decide clasificar y posicionar una página no es caprichosa, sino que está basada en parámetros que su propio algoritmo define. Este algoritmo, creado a partir de inteligencia artificial, evoluciona continuamente, por lo que las técnicas SEO deben evolucionar con él para que no se queden obsoletas. En este artículo os hablamos de la actualización importante más reciente que se ha llevado a cabo durante diciembre.

Actualmente, uno de los principales factores SEO que tiene en cuenta Google es la calidad y la cantidad de contenido que ofrece un sitio web. Por ello, aprender a optimizar contenidos SEO debe ser prioritario.

Las palabras clave

Los términos palabra clave, frase clave, keyword o keyphrase hacen referencia a la palabra o combinación de palabras por las que nos encuentran o queremos que nos encuentren los usuarios en Internet.

Las keywords pueden ser una única palabra, un conjunto de palabras o una frase gramaticalmente bien construida. De hecho, cualquier consulta que introduzcamos en un buscador, se considera una keyword.

Si las keywords son las “preguntas” que realiza un usuario en Internet, podemos deducir su intención de búsqueda a partir de nuestro contenido, es decir, cómo formularía esa pregunta, a partir de qué palabras. De esta manera, pensando como lo haría un usuario, podemos plantear qué keyword es la más apropiada para optimizar nuestro artículo.

Existen herramientas de pago y gratuitas que nos permiten hacer una investigación de palabras clave previa a la redacción de contenido. Semrush, Ubbersuggest, Answer the public e incluso Google Trends pueden servirnos para este propósito. Generalmente, la información que proporcionan tienen que ver con el volumen de búsquedas mensual de cada keyword y la dificultad de posicionamiento que presenta un término específico.

Tipos de palabras clave según el volumen de búsqueda

  1. Head. Búsquedas muy amplias con mucho volumen de búsquedas y mucha competencia. Son las más difíciles de posicionar y no garantizan tráfico de calidad (usuarios interesados en el contenido específico que hemos elaborado). Ejemplo: zapatos
  2. Middle Tail. Búsquedas en las que se especifica más pero que siguen siendo muy generales. La competencia varía en función del término. Ejemplo: comprar zapatos
  3. Long tail. En este grupo es donde encontramos más oportunidades de posicionar. Son búsquedas muy concretas, con menor competencia y menor volúmen de búsquedas pero que garantizan tráfico de calidad. Con ellas ofrecemos la respuesta a queries o búsquedas más concretas. Ejemplo: comprar zapatos negros de mujer

Antes de comenzar la redacción, debemos tener clara qué palabra clave vamos a utilizar para optimizarla, pues, como veremos más adelante, tendremos que ir incorporándola en los diferentes elementos que conforman el artículo.

Yoast SEO, el plugin amigo

Yoast SEO es un plugin para WordPress que facilita que un sitio web cumpla con los estándares de SEO técnicos necesarios para considerar al site competitivo. Mientras que este complemento trabaja “en segundo plano” con el envío de sitemaps, datos estructurados y otros aspectos técnicos que mejoran la salud, apariencia en buscadores y posicionamiento de la web en general, desde el área de contenidos podemos trabajar activamente con él para optimizar los artículos o páginas de cara a los buscadores.

Una vez que tenemos la keyword seleccionada, debemos introducirla en el campo “frase clave objetivo” de Yoast:

Campo de palabra clave de Yoast para optimizar contenidos SEO

Lo primero que tenemos que saber es que al introducir la palabra clave, Yoast no se encarga de decirle a Google a través de ella de qué va nuestro artículo. La función de Yoast es que nosotros como redactores entendamos cómo funciona el algoritmo de Google y podamos optimizar contenidos SEO teniéndolo en cuenta.

Al establecer una palabra clave, Yoast nos permite auditar nuestro texto en base a ella. El plugin irá dándonos indicaciones sobre si estamos optimizando bien nuestro texto o no para esa palabra clave en cuestión. Esto no quiere decir que nuestro artículo, que contiene mucha información relevante, solo vaya a posicionar para esa palabra clave. Puede resultar competitiva para otros términos también, pero lo que nos interesa principalmente con Yoast es saber si la entrada está bien optimizada o no para la keyword objetivo.

Debemos entender Yoast a modo de checklist, pues en el análisis SEO de la entrada que facilita esta herramienta encontraremos indicadores con un código de color sencillo que nos dirán si lo que estamos haciendo es correcto (verde), se puede mejorar (naranja) o supone un problema (rojo).

Somos nosotros los que utilizando de manera estratégica la palabra clave en los diferentes elementos de la noticia que veremos a continuación, le decimos a Google de qué estamos hablando. De esta manera, su algoritmo puede entender la noticia, clasificarla e incluirla en su índice otorgándole el lugar que le corresponde en las SERPs.

Además del análisis SEO, Yoast también analiza la legibilidad de nuestro texto. Las recomendaciones que propone en este ámbito son: utilizar párrafos cortos, utilizar subtítulos para crear diferentes secciones dentro de la noticia y utilizar palabras de transición. Aunque no hay que obsesionarse con el análisis de la legibilidad, es preferible escribir para humanos que para robots. Ya hablamos de este asunto en otro de nuestros artículos.

Donde insertar la palabra clave para optimizar contenidos SEO

Para optimizar al máximo la palabra clave y conseguir posicionarnos con nuestro artículo, debemos insertar la palabra clave en diferentes elementos de la entrada. Solo de esta manera los rastreadores de Google podrán detectar de qué estamos hablando y hacer una buena clasificación de nuestro contenido en su índice. A continuación, veremos cada uno de estos elementos.

Tag tittle o título SEO

El tag title, también llamado título SEO, es una etiqueta de código HTML que nos permite darle un título a una página web. Este título se puede ver en la barra de título del navegador así como en las páginas de resultados de los buscadores.

Es fundamental insertar en él la palabra clave ya que desempeñan un papel esencial en el posicionamiento. De hecho, se recomienda incluir la keyword al inicio del título SEO siempre que sea posible.

Del tag tittle, además de que debe contener la palabra clave, debemos saber que tiene un límite de 60 caracteres. Es conveniente tener en cuenta esta limitación para optimizarlo de manera eficaz y que en los resultados de Google aparezca la información tal y como queremos que el usuario la reciba.

Para saber si la longitud de nuestro título SEO es correcta no es necesario contar los caracteres. Al teclearlo en el editor, una barra de color pasará del verde al naranja cuando el título sea demasiado largo o se quede demasiado corto.

El tag title, junto con la URL y la metadescripción, de los que hablaremos un poco más adelante, forma parte del snippet. El snippet aparece en las páginas de resultados de los buscadores y es lo primero que el usuario ve sobre nuestro contenido al realizar su consulta en el buscador.

Esto es un snippet:

Puede ocurrir que el snippet aparezca diferente en los resultados del buscador a como lo hemos planteado al redactar nuestro contenido. Esto ocurre porque el objetivo principal del servicio de búsqueda de Google es ofrecer a sus usuarios “la mejor respuesta a su pregunta de la mejor manera y con la mejor presentación”, por lo que se permite la licencia de retocar nuestros snippets si considera que la información que aportamos desde él no es relevante o puede mejorarse.

Si optimizamos nuestro snippet teniendo en cuenta la inserción de la palabra clave en cada elemento que lo compone (tag title, URL y meta descripción), respetamos los límites de caracteres y utilizamos exponemos en ellos información que explique nuestro contenido de manera concisa y clara para el usuario, tenemos menos probabilidades de que Google necesite modificar la información (aunque esa posibilidad siempre estará presente).

El snippet se puede editar fácilmente desde Yoast SEO:

Ejemplo de edición de snippet en Yoast SEO para optmizar contenidos SEO

La URL o slug

Otro elemento de vital importancia donde debemos incorporar nuestra palabra clave objetivo es la URL, también llamada slug. Esta define el enlace permanente de una página y solo podemos editarlo mientras que nuestro artículo se encuentre en borrador. Una vez que esta se haya publicado, no debemos modificar la URL a no ser que sea preciso, y en ese caso siempre hay que trabajarlo desde la parte técnica para que puedan llevarse a cabo la redirección pertinente y evitar errores 404.

La URL debe contener la keyword y esta puede ir acompañada de otras palabras, pero todas deben estar separadas por guiones medios. También existe un límite de caracteres para la URL. No debe exceder los 150 y, además, debemos evitar símbolos y signos de puntuación.

Cuanto más sencilla y limpia resulte la URL, mejor la entenderán tanto los usuarios como los rastreadores de Google, por tanto, mejor optimizada estará.

La meta description, clave para optimizar contenidos SEO

La etiqueta meta descripción, como hemos visto, también forma parte del snippet. Es un factor importante a la hora de conseguir visitas a tu página web pues es la información que aparece en los resultados de Google y que explica qué va a encontrar el usuario en nuestro sitio si hace clic. Además, es lo primero que ven de nosotros los usuarios.

Por tanto debe ser una frase sencilla que incluya la palabra clave objetivo y que resuma el contenido de nuestro contenido al mismo tiempo que resulta atractiva o interesante, es decir, que invite a hacer clic en el enlace.

Como ocurre con el title tag, la meta descripción también cuenta con un límite de extensión. Podemos escribir en ella hasta 155 caracteres y si nos excedemos o la dejamos demasiado corta, Yoast nos lo indicará mostrando la barra de color en naranja. Siempre que esta barra aparezca en verde y nuestra meta descripción contenga la palabra clave, estará bien optimizada.

Con ella puede ocurrir lo mismo que contábamos más arriba: Google puede preferir mostrar en ella otro texto extraído de tu contenido si lo considera de mayor relevancia. Cuanto mejor optimicemos la metadescripción, menos posibilidades hay de que esto ocurra.

Encabezado H1 o título del artículo

Otro elemento donde no debemos olvidar incluir la palabra clave es en el título del artículo. Por lo general, este título se corresponde con la etiqueta o encabezado H1. Es el más importante de todos los encabezados, ya que ayuda a Google a entender qué es lo más destacado de nuestro contenido. Por ese motivo, nunca debemos incluir más de un H1 en nuestra noticia.

Siempre que sea posible, debemos incorporar la palabra clave al principio del título, pero sin olvidar que el receptor principal es el usuario y que será prioritario el sentido lógico de la frase.

A diferencia del título SEO, en el título H1 no contamos con límite de caracteres. Es importante saber que, por defecto, WordPress duplicará el contenido del título de la noticia en el título SEO. Debemos tenerlo en cuenta porque, como explicamos en el apartado dedicado al tag title, este tiene límite de caracteres.

Si al comprobar la extensión vemos que el título SEO, copiado literalmente del título de la noticia, es demasiado extenso, debemos editarlo para ajustarlo al límite de caracteres. Se puede entender como una versión reducida del título que también contenga la palabra clave.

Ejemplo de edición de metadescripción y título SEO

Podemos redactar de manera manual el título SEO, y esto es lo que realmente nos interesa. Al poner el cursor entre la variable “título” y la variable “página”, podemos borrar igual que haríamos en cualquier editor de texto con la tecla de borrado y escribir sobre el campo de texto. Teniendo en cuenta el color de la barra, sabremos que cuando aparezca en verde tendremos la longitud óptima.

Primer párrafo y cuerpo de texto

En textos digitales, desde el punto de vista de la redacción SEO, el primer párrafo se entiende como una introducción al artículo, por ese motivo, para optimizar contenidos SEO, debemos incluir la palabra clave en el párrafo inicial del texto. No importa la posición, puede aparecer al final, pero debemos incluirla. Yoast va auditando nuestro contenido y gracias a él podremos saber al comprobar el análisis SEO si hemos incluido la palabra clave en el primer párrafo o no.

En cuanto al cuerpo de texto, la palabra clave también debe aparecer repetida varias veces, aproximadamente entre 2 y 3 veces por cada mil palabras. Yoast nos irá indicando si estamos cumpliendo con este parámetro.

Otras prácticas recomendables que mejoran la optimización de contenidos

Todo lo que hemos visto hasta el momento se considera necesario para contar con una buena optimización de contenidos SEO, pero todavía hay algunas prácticas más que podemos llevar a cabo en nuestros artículos para llevarlos a un nivel más avanzado.

Uso de subtítulos (H2, H3…)

Uno de los aspectos que se valoran positivamente en la redacción de textos digitales es la utilización de subtítulos con el objetivo de estructurar la información en diferentes conceptos o ideas y proporcionar una mejor experiencia al usuario.

Si los empleamos, y de hecho, deberíamos emplearlos, podemos incluir la palabra clave en algunos de ellos en función de la longitud del texto. De esta forma le estamos dando más información al rastreador de Google y le facilitamos la tarea de clasificar nuestra noticia en su índice. Si sobreoptimizamos los subtítulos, Yoast también nos lo indicará en el análisis SEO.

Utilizar palabras semánticamente relacionadas con la keyword

El algoritmo de Google ha sido creado a partir de inteligencia artificial y se han realizado numerosas actualizaciones en las últimas décadas, consiguiendo que cada vez sea más capaz de entender el contexto de un contenido.

Por ese motivo, si utilizamos palabras dentro del campo semántico de nuestra palabra clave objetivo a lo largo del texto, le estaremos facilitando el entendimiento del contexto en el que se sitúa nuestro contenido y lograremos optimizar contenidos SEO más fácilmente.

Utilizar párrafos cortos

A continuación, podemos apreciar dos estructuras de texto diferentes:

cómo formatear contenidos SEO

La imagen de la izquierda muestra un tipo de redacción tradicional compuesta por párrafos extensos y un título. Por otra parte, en la de la derecha, vemos un texto dividido por diferentes títulos, con párrafos cortos y un listado.

En la redacción de contenidos digitales se ha detectado que los textos con una estructura similar a la de la imagen de la derecha se posicionan mejor y son más susceptibles de ser expuestos en las SERPs con fragmentos destacados sobre los resultados orgánicos. Esto se debe a que el algoritmo de Google, y el de otros buscadores, entienden que la información resulta más asequible para el usuario de esta manera. Por esa misma razón, también influye de manera positiva utilizar negritas, cursivas, listas o bloques de citas.

Actualmente, la mayoría de usuarios leen artículos en sus teléfonos móviles, y van saltando de párrafo en párrafo según hacen scroll down. Lo más habitual es que no se lea el texto completo, palabra por palabra. Al estructurarlo de la manera que proponemos en esta guía, conseguiremos mantener la atención del lector durante más tiempo y este recibirá la información más fácilmente.

Los enlaces

Uno de los aspectos fundamentales en SEO son los enlaces, tanto internos como externos. Siempre que publiquemos una noticia debemos incluir, como mínimo, uno de cada a lo largo del texto.

Enlaces internos

Los enlaces internos son enlaces que apuntan de una página a otra dentro del mismo dominio. Con el enlazado interno podemos crear una jerarquía entre las páginas de un mismo site, ya que cuantos más enlaces recibe una página, mayor importancia le estaremos otorgando.

Este traspaso de autoridad entre páginas es clave. Cuando los rastreadores de Google pasan por nuestro site van siguiendo la red de enlazado interno visitando las páginas a las que enlazamos. Si detectan que una página recibe una gran mayoría de enlaces, entenderán que el contenido de la página objetivo es relevante, ya que el resto de páginas que apuntan hacia ella le están traspasando su autoridad.

Con los enlaces internos podemos:

  • Poner un link desde el nuevo artículo a uno anterior relacionado
  • Enlazar desde un artículo antiguo al nuevo
  • Insertar un link desde el artículo a las páginas principales de nuestro site con las que nos interesa competir, como por ejemplo páginas de servicios

Enlaces externos

Con los enlaces externos ocurre lo mismo. Cuando enlazamos desde nuestro dominio a otra página, le estamos traspasando a esa página parte de nuestra autoridad. En el enlazado externo, para que el algoritmo de Google entienda que estamos cuidando la experiencia de usuario, debemos tener en cuenta:

  • Enlazar a páginas relevantes y con autoridad. Evitar páginas que no generen confianza, que contengan spam o que sean irrelevantes para el tema que estamos tratando en nuestro contenido.
  • Siempre que sea posible, enlazar a sitios con certificado de seguridad (https://)
  • Revisar que el enlace funciona correctamente una vez que publiquemos la noticia. Si enlazamos a páginas que dan error 404 o cualquier tipo de error, el algoritmo de Google puede entender que no estamos prestando atención a la experiencia de usuario y tenerlo en cuenta.

Imágenes

Actualmente las imágenes también son un factor de relevancia en SEO. Las imágenes se posicionan y pueden convertirse en una importante fuente de tráfico hacia la web, especialmente cuando se trata de imágenes propias o infografías que aportan información y valor al texto.

En el ámbito de la redacción de contenidos digitales, debemos tener en cuenta algunos aspectos relacionados con ellas y la palabra clave objetivo que podemos optimizar desde el panel de edición de las imágenes que proporciona WordPress:

Ejemplo de dónde introducir el texto alternativo de una imagen

Todas las imágenes que incluyamos en el artículo deben contar con un texto alt. El texto alternativo o atributo alt proporciona información extra a los rastreadores de Google sobre la imagen. Consiste en una frase breve que explique el contenido de la imagen y que incluya la palabra clave objetivo con la que estamos optimizando nuestra entrada. Por otra parte, el atributo de título de la imagen también debe incluir la palabra clave objetivo.

Optimizar contenidos SEO debe ser una prioridad

En resumen, para generar contenido amigable para motores de búsqueda y posicionar nuestros artículos, necesitamos, en primer lugar, una palabra clave competitiva con la que optimizar nuestra entrada, y en segundo lugar, saber utilizarla estratégicamente a lo largo de la página.

Sin embargo, aunque lo que explicamos en esta guía, es solo una parte de todo lo que se puede hacer para entrar en el ranking de resultados. Optimizar contenidos SEO implica, entre otras cosas, una estrategia, tener en cuenta los factores del SEO técnico para mejorar la salud de nuestra página (indexación, Core Web Vitals, datos estructurados, etc.), medir resultados a través de analítica digital y mucho más.

Optimizar nuestras páginas y artículos es un muy buen comienzo, pero si de verdad quieres posicionar y obtener resultados con tu página web, lo mejor es contactar con profesionales que sepan asesorarte y aplicar la mejor estrategia para tu negocio digital.

Artículos relacionados

Quizá te interese…