Onion Studio | Agencia de marketing digital
26, abril 2021

Redacción SEO y buena escritura: optimizar contenido con Yoast sin perder calidad

Un artículo de Alicia Rubio

En este artículo hablamos, entre otras cosas, de… , , , ,

Para quienes se asoman a la redacción digital por primera vez, el SEO puede parecer un obstáculo en el camino de la buena escritura. Los parámetros de optimización ponen puertas al campo, y tener unos requisitos predeterminados que cumplir es una desventaja… si no se saben manejar bien.

Redacción SEO en la era EAT: un paso hacia adelante en la calidad de los contenidos

Para los preocupados por la integridad literaria de sus contenidos: tranquilidad. Si escribir es tu pasión pero sientes que el SEO lo condiciona todo… tienes razón. Pero no temas: Google piensa lo mismo que tú.

Por eso, en los últimos tiempos ha intentado aplicar parámetros lo más cercanos posible a la calidad literaria. Esto es algo virtualmente imposible, ya que la calidad es una medición subjetiva. Los parámetros EAT, por ejemplo, tienen como misión crear una atmósfera de contenido de mayor calidad.

Los estudios literarios llevan más de medio siglo intentando ponerse de acuerdo acerca de qué cualidades hacen de un texto un buen texto. La evaluación objetiva y paramétrica es difícil, por no decir imposible de consensuar.

En este sentido, la checklist de la redacción SEO abre, paradójicamente, una puerta a la auditoría de la calidad literaria, ya que establece un marco de referencia inexistente en la mayoría de géneros literarios (¿hablaremos en algún momento de redacción digital como género literario?). Vamos a ver cómo aprovechar los criterios de redacción SEO para mejorar nuestros textos.

El rojo es un indicador de que hay que mejorar los parámetros de optimización SEO de un contenido auditado por Yoast

El rojo es un indicador de que hay que mejorar los parámetros de optimización SEO de un contenido auditado por Yoast

Yoast SEO: el amigo extranjero que habla bien español

La lengua materna de la lingüística computacional es el inglés. Cuando un grupo de lingüistas, matemáticos e ingenieros sincronizan los relojes para llevar un paso más allá las capacidades interpretativas de un algoritmo, lo hacen en la lengua de Shakespeare.

Muchos eslabones más allá, casi al final de la cadena, se termina publicando un plugin para WordPress llamado Yoast SEO que audita en tiempo real el grado de optimización de un contenido concreto, otorgando un grado de éxito y desglosando por puntos la auditoría.

Sin embargo, hay que tratar a Yoast como se trata a un amigo extranjero que habla bien español. Podemos escucharlo y confiar en él con tranquilidad, pero conviene tener presente que cada tanto puede confundir «ser» con «estar».

Desrobotizar el texto es un camino de ida y vuelta

Uno de los principales problemas con los que el equipo de Search afirma encontrarse a la hora de naturalizar el lenguaje en el contexto de Google, es que nos hemos acostumbrado a comunicarnos con el motor de búsqueda en lenguaje robot.

Google Search quiere ir en la dirección de unos resultados de búsqueda que puedan interpretar correctamente consultas realizadas con la espontaneidad del lenguaje oral. Los asistentes virtuales y los software de reconocimiento de voz están ayudando a agilizar el proceso, pero todavía tendemos a escribir «vuelos Sevilla Málaga precios» en lugar de «cuáles son los precios de los vuelos entre Sevilla y Málaga».

Este hábito tiene otra cara, y es que desde que optimizamos contenido para SEO, también tendemos a robotizar los textos que escribimos. Gracias a herramientas como Yoast y al trabajo de los SEOs del mundo, sabemos cómo los algoritmos de posicionamiento interpretan el contenido de texto, y como consecuencia existe el peligro de que redactemos para ellos.

Google está harto de decirnos que no redactemos para los crawlers, sino para los usuarios. Que escribamos pensando en lectores humanos, y que, si nuestro contenido tiene la suficiente calidad, se verá recompensado (esto dicho así es un poco naif, pero entendemos que es una directriz para aplicar buenas prácticas de SEO).

Intentar conseguir un panel de Yoast verde es un riesgo siempre que nos lo tomemos como una simple lista que ir tachando. Vamos a ver cómo usar la auditoría SEO de Yoast como herramienta de escritura (sobre la pestaña de legibilidad ya hablamos en otra ocasión, y vamos a obviarla de momento)

Las puntuaciones naranjas deben recibirse con cautela, pues las auditorías de legibilidad tienen parámetros anglosajones

Las puntuaciones naranjas deben interpretarse con cautela, pues los parámetros están a veces basados en estructuras anglosajonas que no se adaptan bien a otros idiomas

Cómo usar el panel de Yoast SEO en favor de la redacción

Como sabrá cualquiera que haya trasteado más de dos minutos con este plugin, en cuanto se inserta una frase clave objetivo (o keyword) en la casilla correspondiente del panel de Yoast, se empiezan a desglosar los puntos del análisis SEO. Vamos a ver, uno por uno, cómo podemos aplicar buenas prácticas de escritura a raíz de recomendaciones SEO.

Enlaces salientes y enlaces internos

Esto puede parecer un parámetro puramente técnico, pero puedes aprovechar los enlaces salientes para mejorar tus anchor text. Cuando vayas a enlazar un link externo, trata de formular y elegir el anchor text de forma que, además de agradar al SEO, el lector no se sienta sorprendido al ser dirigido a otro sitio. Desde un punto de vista de redacción, el propio texto debería llevarte sutilmente hacia el anchor text.

Lo mismo para los enlaces internos. Procura que el cambio tipográfico del texto ancla tenga sentido en el contexto de tu pieza, lo mismo que en el uso de cualquier otra marca tipográfica como la cursiva o la negrita.

Frase clave en la introducción

Este es uno de los puntos peligrosos que pueden llevar a la robotización del texto. Según nuestra experiencia, familiarizarte con los parámetros de Yoast te ayudará mucho a mejorar la escritura. Y este es el por qué: si primero escribes y después corriges, te pueden pasar desgracias como que te haya quedado un texto monísimo, pero no hayas tenido en cuenta que la frase clave debe de aparecer en la introducción. Sin embargo, si sabes de antemano que la frase clave objetivo ha de ir en la introducción, puedes diseñar la estructura del texto con esto en mente desde el principio.

¿Qué hacer en caso de que la FCO no esté en tu introducción? Tienes dos alternativas: una, repensar la estructura del texto para que la keyword encaje en el primer párrafo con elegancia y naturalidad. Dos, evaluar si la integridad literaria de lo que has escrito es lo suficientemente fuerte como para sacrificar el parámetro. Si crees que tu párrafo introductorio es lo bastante perfecto, a veces merece la pena dejarlo como está.

Longitud de la frase clave

Otro punto que parece puramente técnico y no lo es. Elegir una keyword de una o dos palabras puede ser más fácil para cumplir parámetros, pero también va en detrimento del SEO. A no ser que tu keyword research te indique lo contrario, elegir una long tail en lugar de un sintagma de dos partes o una sola palabra será mucho mejor para tu posicionamiento, en general. La buena noticia es que no tienes por qué sacrificar la libertad de redacción en favor del posicionamiento.

Tan solo debes recordar que tu frase clave objetivo debe de ser tan natural como sea posible. Piensa que estás escribiendo en papel y no en digital: cuanto más fluida sea tu keyword, más sencillo te resultará insertarla en los lugares correspondientes, como el primer párrafo o el título SEO.

Densidad de la frase clave

Este punto es especialmente importante a la hora de la redacción. Dependiendo de la temática y el género de tu texto, los requisitos podrán variar un poco, pero, en general, Yoast suele dar en el clavo con la evaluación de la densidad. Es muy importante que en un texto explores el campo léxico y semántico de tu frase clave, pero piensa que, al fin y al cabo, a lo que aspiramos es a convertir lo que escribimos en algo legible y comprensible.

Internet es un mundo superpoblado lleno de estímulos que no necesitamos y luchar contra las distracciones puede ser dificultoso para algunos usuarios. Repetir tu frase clave en una cantidad proporcional con respecto a la longitud del texto no es sino una forma de asegurarte que el lector o lectora está recibiendo una afirmación consistente acerca del tema sobre el que has escrito. Asegúrate de distribuir la frase lo mejor que puedas a lo largo del texto.

Un semáforo verde es el ideal a aspirar en la redacción SEO auditada por Yoast

Frase clave en la metadescripción y longitud de la metadescripción

Estos dos puntos son perfectos para que practiques tu capacidad de condensación. Una sinopsis no es un resumen, y aprender a hacer buenas metadescripciones es sinónimo de que has aprendido a reducir una unidad de texto extensa a una sola frase que dé una idea del tema, el tono y la fuente.

Esfuérzate en redactar buenas metadescripciones y todas tus demás habilidades de escritura te lo agradecerán con el tiempo.

Frase clave usada anteriormente

Practica la originalidad. Sabemos que a veces mandan los criterios SEO, pero si tu sitio es monotemático, busca maneras de hablar de lo mismo desde diferentes perspectivas. Al fin y al cabo, lo más probable es que no estés diciendo nada nuevo: lo más valioso que tenemos para ofrecer es una óptica diferente.

Atributos alt de imágenes

Aunque no sea texto visible, los atributos alt son, a veces, textos audibles. Las personas con dificultades de visión que utilizan software de ayuda a la lectura oirán lo que hayas escrito en tus atributos alternativos de imágenes. Escribe para ellos, como si fuera texto visible.

Longitud del texto

A veces nos da la sensación de que es imposible exprimir más palabras de un tema que solo nos ha ocupado 150. Y a veces, es así. Empezar a repetir frases dichas de distintas maneras como si estuviéramos en un examen sólo para generar texto genera, la mayoría de las veces, textos mediocres y pesados de leer. Además (y esto lo sabemos todos) se nota, y mucho.

Si no has llegado al mínimo deseable de 300 palabras, vuelve a repasar el texto entero, y pregúntate qué información estás dejando fuera. ¿He aportado el suficiente contexto? ¿Podría un usuario que no conozca mi página saber de qué estoy hablando solo con la información que hay en esta página? ¿Hay algún apartado en particular que admita una ampliación? Todo esto son preguntas que debes hacerte antes de darle a publicar.

Sin embargo, también aceptamos que hay veces en las que, si no se puede, no se puede. Tampoco es cuestión de estirar lo que no da más de sí.

Frase clave en el título y ancho del título SEO

A veces, Yoast no reconoce la frase clave objetivo en el título. En esos casos, hay que saber que aunque Yoast no detecte la keyword, el título estará bien optimizado a ojos de Google. Hay que revisar manualmente este punto, por aquello del amigo extranjero.

El ancho el título SEO, sin embargo, sí que es deseable tener en cuenta. Piensa que un título más ancho del límite visible no se leerá entero en los resultados de búsqueda, por lo que habrás escrito el final para nada.

Es por esto mismo que Yoast recomienda incluir la keyword al principio del título SEO. Esto puede parecer (y a veces ser) un problema de cara a la fluidez de un titular. Nuestro consejo es que estudies de antemano diferentes fórmulas que puedas aplicar como si fueran plantillas, como por ejemplo:

  • La frase clave antes de los dos puntos: Frase clave objetivo: una aproximación
  • Una coma para unirlos a todos: Frase clave objetivo, redacción SEO y literatura

Dicho esto, volvemos a lo de siempre: si tu título ya está escrito y te sientes orgulloso de él, mientras incluya la FCO, adelante, estamos contigo.

Pensar en la redacción SEO como se piensa en la métrica

Si acabas de empezar en la redacción digital, paciencia. Cuando hayas escrito varias decenas de piezas auditadas, terminarás anticipando lo que has hecho bien y mal antes de consultar el panel. Con respecto a la facilidad con la que seas capaz de implementar los parámetros de optimización a tu escritura, nuestro consejo es que pienses en estos parámetros como quien piensa en la métrica de una estrofa.

Cualquier soneto se compone de catorce versos, todos ellos de once sílabas, que se distribuyen en dos cuartetos y dos tercetos, y donde siempre rima el primer verso con el cuarto y el segundo con el tercero en las dos primeras estrofas. La redacción SEO no es tan romántica, pero nos da una métrica. Úsala para componer tan bien como puedas (o cuenta con profesionales que ya lleven un par de poemarios escritos).

Artículos relacionados

Quizá te interese…